OPINIONES

Érase una vez un pequeño y montañoso país llamado Nepal. Y también hay una manera increíblemente emocionante de disfrutar sus paisajes únicos. Así es, como contacte con Ridehimalaya y disfruté al máximo de esta experiencia de enduro con la pequeña Asiawing Crossfire 250ZR, mientras contemplaba los picos siempre blancos del Himalaya. Empezamos en la abarrotada ciudad de Kathmandu, pasando por tomar un delicioso masala té a orillas del lago de Pokhara, tomando unas cervezas en Kagbeni con vistas al antiguo reino prohibido de Mustang y acabar ascendiendo vertiginosamente los 5416 metros de altura del paso de montaña Thorong La, desde el sagrado templo hindú de Muktinath. Si crees en la magia y quieres disfrutar de un viaje apasionante y una experiencia inolvidable, Nepal es tu destino y Thunderides tu contacto para que todo salga a la perfección. Carpe Diem.
Nico
Canarias
Solo quiero agradecer a todo el equipo de Ridehimalaya. Fue un magnífico viaje para mí. Las motos que llevamos eran más que potentes para poder disfrutar de esta inolvidable aventura el tal increíble lugar del Himalaya nepalí. Estoy seguro de que volveré otra vez a repetir experiencia. Este viaje en moto con vosotros fue como hacerlo con amigos de verdad. Un gran saludo a todos desde Alemania.
Tamas
Germany
¡Sobre la ruta, destacar las impresionantes vistas!! ¡Conduciendo a través de dos ocho miles (Annapurna y Dhaulagiri) fue de lo más emocionante! Cruzamos un puente colgante a más de 60 metros sobre el río, sin duda, algo mejor que cuando cruzamos por el puesto de control a la entrada de Kathmandu, un viernes por la tarde. La carretera de Pokhara a Mustang no es difícil, aunque sí una pasada, tanto por las vistas como por el terreno en sí. A veces llano, otras hacia arriba o abajo, pero siempre reclamando la máxima atención. ¿Lo mejor? Conducir en una nube de polvo a ciegas completamente, al filo del precipicio, algo mejor que el tráfico de este país. Llegar a Mustang, Muktinath. No tengo palabras para expresarlo. Tranquilo, apacible, bonito, pacífico. Una experiencia única. No es solo un viaje en el espacio, también en el tiempo. ¿Mi recomendación? Siente la energía del lugar, de la gente, de la historia, de la espiritualidad… Impresionante. El Nirvana te está esperando allí arriba. ¿Algo que mejorar? Emplear menos tiempo en la llegada a Mustang, para pasar allí cuanto más tiempo mejor. El Mustang es enorme, gigante, por lo que hubiésemos necesitado más tiempo para explorarlo y llegar al paso prohibido. Lo cual tiene que ser una magnífica aventura, aunque puede que algo peligrosa. ¿Qué decir del Alto Mustang? ¡Pues que hay que volver a por ello!! La vuelta desde Pokhara a Kathmandu. ¿Cómo explicarlo? Es algo que se tiene que vivir para poder entenderlo. Sorprendente, peligroso, increíble, emocionante, y peligroso de nuevo… (se puede completar con todos los adjetivos imaginables). Inolvidable. Y lo mejor queda para el final, la entrada a Kathmandu. El más puro enduro urbano. ¿Policía? ¡Solo nos preguntaron dónde estaban nuestros retrovisores, ja ja ja!! Por último y no menos importante, la organización fue excelente, a todo momento pendientes de nuestro bienestar. Muy flexibles para adaptarse a nuestros caprichos, hasta puntos inesperados (no somo un grupo fácil de contentar). Siempre imperó la buena planificación, así como el conocimiento del terreno, la ruta, los alojamientos. Además, ellos también estaban muy contentos de poder disfrutar de este viaje. ¡Y también están lo suficientemente locos para pasárselo en grande con nosotros!!
Tomas
Spain
Nunca vayas a Nepal!! Y si vas, luego no digas que no fuiste avisado. Obviamente vas a quedar fascinado por este maravilloso país de impresionante naturaleza, gentes increíblemente amables y un clima muy agradable. Te volverás un adicto a Nepal y tu vida tendrá claramente un antes y un después de este viaje al Himalaya. Hace poco estuvimos con el equipo de Thunderides de viaje en moto hasta la ciudad sagrada de Muktinath, nique decir tiene que este es un lugar de poder, y solo existen cinco lugares así en el mundo. Esto no es todo, la ruta hasta Muktinath no es menos interesante que el destino en sí. ¿Os suena el Gran Cañón en Arizona?? Olvidadlo... El Gran Cañón es solo una zanja comparado con la garganta que forma el Kali Gandaki, con sus laderas a los pies de dos gigantes de más de ocho mil metros de altura, Annapurna y Dhaulagiri. La profundidad del Gran Cañon es de 1800 metros, la altura del Annapurna es 8091 m y la del Dhaulagiri es 8167 m. Dos de los catorce ocho miles del planeta, a tu izquierda y derecha. Ir en moto entre estos dos majestuosos picos, se convierte en una experiencia espiritual y física que confluye con la realidad que nos envuelve. La mente se despeja de vanidad y preocupaciones inútiles y empiezas a vivir al unísono con el mundo externo, disfrutando de la unidad entre naturaleza y motos. Estoy muy feliz de haber podido vivir esto, y en especial de haberlo hecho con todos vosotros. Gracias al equipo completo de Thunderides. Nunca podré olvidar esta experiencia. ¡Espero y deseo repetirla cuanto antes!!
Oleg
Rusia
es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish